20 de Junio - Día de la Bandera Argentina

viernes, 22 de abril de 2011

Florencio López, a 26 años de su muerte.


Venimos de visitar el lugar donde descansa Florencio y Esther, en el Cementerio Municipal de Concepción del Uruguay (Entre Ríos). Hoy se cumple el vigésimo sexto aniversario del fallecimiento del Negro López.

De allí nos trasladamos al lugar donde esta fijada la placa de mármol que identifica la calle Florencio López. Recordemos que merced a una iniciativa de los Fraternales del Centro de ex Internos "Dr. Ernesto A. Maxit", ante la Municipalidad de esta ciudad, se obtuvo la aprobación unánime del Honorable Concejo Deliberante para que así fuera. 
Cappello, Dañhel, Elsita, Anisky, Senés

Palomo, Cappello, Dañhel, Elsita, Senés



Dañhel, Elsita, Cappello, Senés, Anisky,
de espalda a la pared exterior de la casa de la flia Gerstner,
donde está fijada la placa.


Dañhel, Elsita, Cappello, Senés, Palomo

Reproducimos el artículo -cual homenaje de recordación- se publicado en la portada del folleto ¡FRATERNALES...!!!, edición especial en ocasión de conmemorar el centenario del natalicio de Florencio, el 12 de septiembre de 2009.

"Calle Mitre 220 de Concepción del Uruguay, Peña “Ñanderogamí”. Casa de amigos, casa de afectos donde también se escuchaba música  folklórica y se bailaba danzas nativas.


Pero “Ñanderogamí” era rincón fraternal, ese territorio donde éramos bienvenidos y donde el “proceso de socialización” empezábamos a palparlo, a sentirlo con íntima vanidad: Una tarjeta con el membrete “Peña Tradicionalista Ñanderogamí” nos había habilitado un lugar en la mesa generosa de Florencio y Esther. Sabíamos y sentíamos que éramos bienvenidos a un espacio donde el amor, hospitalario y bondadoso derramaba por doquier y allí aprendimos a compartir, a convivir en armonía y a respetarnos con regocijo y entusiasmo.


Los Fraternales, quizá lo que digamos puede sonar redundante,  insistente… y en verdad tal vez lo sea. Mas no podemos impedir una oleada de magníficas remembranzas y evocaciones que la memoria “empuja”, trayéndolas de modo impresionante a nuestro presente. Y allí aparece Doña Esther Corbella, esa digna dama uruguayense que fue la esposa de Florencio, fuerza invisible que ponía en movimiento un maravilloso universo que hoy somos capaces de estimar de mejor modo y por eso mismo rememorar con toda nuestra admiración y honra.


Florencio, el 13 de septiembre de 2009 se cumplen 100 años de tu nacimiento. Naciste en Corrientes, en Garruchos, sobre el mismo río Uruguay cuyo rumor te endulzaba el oído cotidianemente, y llegaste a Concepción del Uruguay (Entre Ríos) con juveniles veinte años para cumplir con el servicio militar y te quedaste para siempre. Acá dejaste que el “Negro” López fuera amigo de los Fraternales, acá desplegaste toda tu capacidad creadora, tu iniciativa… que era como un manantial inacabable, siempre emanando, siempre creando…Así te vemos, muy joven aún, en las fotografías de los equipos de futbol y básquet de los años ’30, con esbelta y augusta estampa de Director Técnico. Fuiste árbitro de básquet de relieve nacional e internacional, fuiste aquel tierno enfermero que sanabas Fraternales con tu sola presencia, fuiste motor de contenidos esenciales del hombre, del folklore…, en fin, fuiste un “Negro” polivalente, optimista, amigo incondicional, un HOMBRE,

¡un “FRATERNAL” en su esencia!!!."

No hay comentarios.:

Homenaje al Ingeniero GUSTAVO TORRESÁN (f), hijo del Fraternal Jorge Torresán

Buscar en este Blog, Enlaces, Internet...

Etiquetas

Etiquetas