20 de Junio - Día de la Bandera Argentina

martes, 5 de abril de 2011

"Pago Largo es Corrientes" por Juan Carlos Raffo








Pago Largo es Corrientes
                       por   Juan Carlos Raffo
 
                  
            Pago Largo es la esencia de nuestras luchas por la Libertad y la Organización Nacional. Corrientes sacrificó lo mejor de sí, sus hijos, en aras de conformar una nación que alumbrara un porvenir venturoso en el Río de la Plata.
             Rosas gobernaba solamente Buenos Aires, porque el Río de la Plata no era por entonces una nación. Rosas jamás quiso organizar el país como tal. Siempre privilegió sus intereses económicos. Era un estanciero sin nivel cultural y solamente veía y conocía el panorama que su vista le acercaba. No conocía el mundo y por lo tanto el concepto universal le era acercado solamente por sus amigos ingleses con quienes hacía negocios. Pensó que el país se podía manejar con fusta y degüellos, hasta que halló el primer encontranazo al toparse con Corrientes. Nuestra Provincia encendió en Pago Largo la llama de libertad y el camino a la Organización Nacional que se terminó dando en Caseros en 1852. Tarde pero a tiempo las restantes provincias terminaron entendiendo que el sendero de la civilización se hallaba a partir de una base jurídica que nos diera garantías y derechos.
          La historia dicen que no se repite, es cierto. Pero debemos estar atentos a lo que fuimos, de donde venimos y recordar todo lo que dimos en procura de adelantar el reloj de la historia. El sanguinario capricho de Rosas nos costó años de atrazo y miles de muertes, las  más, correntinas.
            No se trata de ensañarse con quienes hace 172 años, al igual que hoy, se empecinan en trabar la construcción de una nación y su consecuente progreso, producto de la falta de ilustración e imaginación más que de la maldad o afán de daño.
               Pensemos sino, por qué Juan Manuel de Rosas estaba casi en soledad de mando en una vereda y en la de enfrente estaban luminarias como: Juan B. Alberdi, Domingo F. Sarmiento, Salvador Ma. del Carril, Miguel Cané, Santiago Derqui, Hilario Ascasubi, Florencio Varela, Mariquita Sánchez, Esteban Echeverría, Bartolomé Mitre y otros, quienes tenían en nuestro Pedro Ferré al adalid más preclaro de esa lucha. 
             Los llamados unitarios (por unidad de país) eran los auténticos federalistas y Pedro Ferré su estandarte más preclaro. En tanto Rosas y los suyos los verdaderos porteños, portuarios, centralistas. Los que querían manejar el país desde Buenos Aires y empobrecer y someter a todo el Río de la Plata hasta que desembainamos un arma más poderosa que la espada y el cañón: La Constitución Nacional.
            La Argentina está confundida desde hace décadas. Perdimos la brújula que nos orientaba hacia el norte de realizaciones universales. Caímos en el infantilismo de "revisar nuestra historia" con ligereza cuando no con mala intención. En muchos casos la distorsionamos adecuándola a nuestros gustos partidarios de coyuntura. Y así nos fue y nos va. 
            Debemos recuperar la brújula que orienta el norte a navegaciones inteligentes. Es tan simple como la lección educadora que brindan en cada casa papá y mamá.
            Pago Largo ha sido una lección no bien insertada "conceptualmente"  en las páginas de nuestros manuales educativos.
            Con enunciar el por qué peleamos contra el Gobernador y no contra el pueblo de Buenos Aires y entre Ríos aquel 31 de marzo de 1839 en la batalla más cruel que registra la historia de nuestra organización nacional, queda en claro al ver reeditado aún hoy,  caprichos y tesis que continúan frenando nuestro avance hacia la gran nación federal que soñaron nuestros mayores y principalmente en desmedro de los pueblos bonaerenses y metropolitano. 
         El martirologio de nuestro Gobernador Genaro Berón de Astrada fue el justo grito libertario que el Río de la Plata reclamaba por entonces. Sin Pago Largo Caseros y la Constitución Nacional hubiesen estado mucho más lejos aún que aquellos 13 años que marcaron el retorno a nuestra civilización.
            Morimos en la Batalla de Pago Largo 1.860 correntinos, de los cuales fueron sanguinariamente degollados 800, por reclamar:
            Constitución Nacional: Rosas no la quería porque con la delegación del manejo de las Relaciones Internacionales que le otorgaban las provincias que las sometía con la fuerza y dádivas y algunas promesas de regularizar asuntos legales relacionados con mucho dinero como la que le hizo al gobernador correntino Gobernador Rafael Atienza y después no le cumplió, le alcanzaba para ser un Presidente de hecho sin Corte Suprema de Justicia ni Congreso Nacional que lo controlara.
            Reclamábamos La Libre Navegación de los Ríos: las provincias autónomas tenían derecho a comerciar libremente con embarcaciones de todas las naciones del mundo.
            La Ley de Aduanas de 1835 decretada por Rosas obligaba a provincias de fuerte comercio, como las litoraleñas, a subordinarlo al de Buenos Aires. La ley esbozaba en parte la política económica de Rosas estableciendo altos gravámenes a la importación y exportación, así las naves extranjeras no encontrarían un puerto más conveniente que el de Buenos Aires y no sería buen negocio para ellas hacer el largo viaje hasta el puerto del litoral, teniendo que pagar lo mismo que en Buenos Aires. Así, ésta seguiría siendo el único puerto de entradas y salidas y su aduana la seguiría enriqueciendo, manteniendo de esta manera su predominio sobre sus hermanas menores.
 Esta era una de las poderosas razones que impedía que el país se organizara constitucionalmente y las rentas aduaneras, en consecuencia, no se nacionalizaran.
Vale la pena releer la historia. No podemos seguir tropezando con piedras que cada vez son más grande. Y para quien pretenda enrostrarme la asociación de nuestro enorme Gobernador Berón de Astrada con Francia y la Banda Oriental para derrotar a Rosas, le dejo esta reflexión de Juan Bautista Alberdi:
 "Nosotros no somos hijos de la tierra sino de la humanidad. De lo contrario las bestias nacidas en nuestra tierra serían nuestras hermanas", por eso "para los espíritus vastos y serios que saben no estacionarse en el círculo estrecho de la nación, la patria es la humanidad".
             Correntinos, que bueno sería que a 172 años de aquel ejemplar "martirologio", podamos ajustar nuestros espíritus y razonamientos al común afán de engrandecer nuestra Provincia y nuestro país.
La mejor manera de honrar a nuestros grandes hombres es mirarnos en sus figuras y procurar, aunque sea en pequeña dimensión, imitar sus ejemplos adecuándolos al momento que nos toca vivir.
Pago Largo intelectualmente estuvo de la mano de nuestro gran estadista de todos los tiempos: Pedro Ferré y su espada guerrera fue la que levantó su gobernador Genaro Berón de Astrada.
Pago Largo debe ser un horizonte para el mañana. Nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos deben aprender a valorar estos tramos de nuestra rica historia provincial y nacional. El mañana está ahí nomás… y mucho depende del hoy que sepamos cultivar.
Agradecemos al Confraterno Hugo Pedro Carlino el envío de este artículo, que nos recuerda la Batalla de Pago Largo.  




No hay comentarios.:

Homenaje al Ingeniero GUSTAVO TORRESÁN (f), hijo del Fraternal Jorge Torresán

Buscar en este Blog, Enlaces, Internet...

Etiquetas

Etiquetas