20 de Junio - Día de la Bandera Argentina

sábado, 12 de septiembre de 2009

Homenaje a Florencio López: MOCEDAD por Jorge Enrique Martí





Mocedad




Por Jorge Enrique Martí



Voy dibujando en nuestros viejos mármoles
aquellos rostros de la adolescencia,
los nombres de otras tardes
y la alegría de una voz inédita,
con forma de ola y expresión de pájaro,
perdidos en la ausencia
de aquella clara y dulce fraternilia
de la amistad en flor y la pureza.
Siento que el tiempo me alejó la dicha
De tantos buenos compañeros que eran
Una luz de jilgueros en el rubio
País de la inocencia.
Apenas puedo descifrar memorias
Que se me desvanecen en anécdotas
Y recordar las horas del gimnasio
Con su jacarandá de primavera
Y la inicial lectura de los clásicos
En nuestra protectora biblioteca,
En cuyas libros marginé esperanzas
Y hasta atreví la gracia de un poema.

Voy desandando un limpio territorio
De calles conocidas y en la niebla,
Busando el eco de mis pasos niños
Por unas galerías sin espera,
Sabedoras de afables travesuras
Que no conocen cuenta.
Solo tu nombre me devuelve el tiempo,
Florencio López de la mano abierta
Y el entusiasmo azul de algunos sueños
De fraternal frecuencia.
¿Qué cómo fue? ¿Por donde hallé la hondura
De tu fraternidad y de tu siembra?
Ocurrió un día de hace tantos años
Que al evocarlos la emoción me acerca
Su paisaje afectuoso de recuerdos
Abandonados ya no sé en qué puertas.

Yo era un rostro de asombros
En el descubrimiento de otras tierras
Maravillosamente acarciadas
Por misteriosas formas de sorpresa.
Tenía la costumbre
De ir en las noches a mirar estrellas
En la terraza lírica del puerto
Donde el río contaba sus leyendas
Y encendía rumores de las islas
En el alma aromada de promesas.
De allá, sobre el perfil de esas andanzas,
Me llega tu presenci,
Tu faz morena dándose en sonrisas
Y tu amistad en toda permanencia.
Eras como el mayor de los hermanos,
El fraternal maduro de experiencia
Y de bondad, que asi nos iniciabas
En el secreto de las cosas nuevas.
Con tu guitarra de las serenatas
Mi mocedad fue de las lunas llenas
Y el sabor guaraní de tus palabras
Grabó en el aire de mi adolescencia
El indeleble pulso provinciano
Del vivaz chamamé que te recuerda.
La nostalgia me acuña sus monedas
En metal de sucesos que se pueblan
De voces que yo supe, de otros días
Con goondrinas y la azul tarea
De una campana amapolada y simple
Que aun por los ayeres nos congrega.
El tiempo puro de los quince años
Vuelve en tu nombre: recorrer veredas
Donde había muchachas de mi sangre
Que se asomaban a la primavera;
Compartir la aventura de la rácula
Con el muchacho de la cara buena
Y salir rumbo de La Salamanca
Con el mate aprontado y la caldera
Donde labró iniciales
Aquel muchacho que no tuvo fechas.
O bien, y eo es más tuyo,
Embanderar de chécales la gesta
De Estudiantil, que tiene tu memoria
Y la sangre entusiasta te navega.

La dicha fraternal vuelve en tu nombre
Florencio López de la mano abierta...

No hay comentarios.:

Homenaje al Ingeniero GUSTAVO TORRESÁN (f), hijo del Fraternal Jorge Torresán

Buscar en este Blog, Enlaces, Internet...

Etiquetas

Etiquetas